lunes, 25 de mayo de 2009

Acerca de la complejidad de la vida

Uno de mis recursos favoritos para entender los procesos complejos, es recurrir al pensamiento de Morin. Revisitando lecturas me he encontrado con una cita de Léon Brillouin que antedece una brillante y profunda reflexión que quiero compartir con ustedes. Dice Brillouin:

"Vivants nous-mêmes, nous vons tellement pris l´habitude de ce monde étrange que nous oublins de nous en émerveiler. Et pourtant: reproduction, naissance, croissance, hérédité, pensée, autant d'enigmes pour un physicien ou un chimiste. Rien de semblable ne s'observe dans le monde inanimé. La seule chose que nous puissions comprendre est la mort et la décoposition du système vivant."

(Vivientes nosotros mismos, adquirimos tal costumbre de este mundo extraño que nos hemos olvidado de maravillarnos de él. Y sin embargo: reproducción, nacimiento, crecimiento, herencia, pensamiento, son otros tantos enigmas para un físico o un químico. En el mundo inanimado no se observa nada semejante. La única cosa que podríamos comprender es la muerte y la descomposición del sistema viviente.)

A ello Edgar Morin declara que "Para nosotros, vivientes, la vida parece evidente y normal, y la muerte asombrosa e increíble. Pero si nos situamos en el punto de vista del universo físico, entonces, [...] es la vida lo que resulta asombroso e increíble, mientras que la muerte no es más que la vuelta de nuestros átomos y moléculas a su existencia física normal. Como no podemos separarnos de nuestra condición de vivientes, pero somos también capaces de distanciarnos de ella por el espíritu, podemos entonces asombrarnos a la vez de vivir y de morir."

[Véase: Morin, Edgar (1980). "La Méthode", t. 2, "La Vie de la Vie". Éditions du Seuil, p. 11]

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Quotes